lunes, 30 de mayo de 2011

Aquél Camino


Aquel camino era una línea sinuosa que se arrastra por la tierra, adaptándose fielmente a todos sus altibajos, subiendo y descendiendo, torciendo a un lado y a otro,
pero siempre a ras de esa tierra que le sirve de apoyo.

Era paciente y seguro, transitar él mismo por otro camino imponderable, que es el tiempo... Me contaron mil cosas de este camino que sirvió para sostener a viejos íberos, a valientes romanos, a esforzados medievales, a soñadores renacentistas... y hoy, cubierto de nuevo asfalto, enlaza con rápidas y modernas carreteras, de hombres también rápidos y modernos, de los que difícilmente se detienen a contemplar un camino...

Sin embargo, valía la pena detenerse y ver y escuchar con sentidos sutiles la enseñanza del viejo camino. En su ferviente horizontalidad, él me sugirió la pregunta
como contraparte: ¿y dónde están los caminos verticales, los que subiendo de la tierra al cielo marcan las rutas del alma?

Porque si el hombre fuese tan sólo transeúnte de la Tierra, le bastaría con deslizarse cual sierpe sobre los caminos terrestres. Pero el hombre marcha de pie: un extremo de su cuerpo se apoya en la tierra, y desde allí se alza vertical apuntando hacia arriba. ¿No tendrá, pues, caminos ese alma que, a fuerza de vertical, logró verticalizar el cuerpo?

Ciertamente, esos caminos existen, aunque tan inadvertidos y desconocidos para el mundo actual que nos permiten sintetizarlos en un solo concepto, una sola palabra:
CAMINO.

El camino que me sugirió el de tierra, ya no es de tierra; tiene la fuerza ancestral del espíritu que remonta, y por ello se levanta en tortuosos vericuetos que atraviesan numerosos puertos y encrucijadas de evolución.

6 comentarios:

  1. Precioso este post,en que el camino material, por donde el cuerpo camina, nos insta a la vez a elevar el alma para seguir hacia arriba madurando y sobrevolando las circunstancias.
    Mi gratitud y mi abrazo grande siempre,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. Cuanta sabiduria Janeth , son caminos paralelos , creo
    estan necesaria y maravillosamente juntos .
    Como decimos por aqui ... " existe mucho mas de lo que se ve , entre el cielo y la tierra ".
    Solo nos resta tratar de aprender a caminarlos con sabiduria y humidad , cosa que no siempre es facil .
    Encantada con tu blogger !!! ... veo tenes otro , tambien tengo dos . En cuanto pueda voy a visitarte a tu otra " casita ".
    Besitos Janeth !!!

    ResponderEliminar
  3. A Quien Pueda Interesar…

    Taller Literario Personal.

    Pronto !

    ResponderEliminar
  4. Muy buena tu reflexión sobre los caminos, a veces pueden resultar paralelos, personalmente prefiero los internos...lo que pueda ayudar a mi espíritu...Lindo blog. Desde hoy te sigo y te leo. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gran filosofía que nos ayuda a discernir entre lo real y lo irreal.




    Gracias

    ResponderEliminar